Instalan cajas para abandonar bebés en Estados Unidos

En 1999 se hizo público un dato bastante chocante para los ciudadanos estadounidenses: la policía de Houston, en Texas, encontró 13 cadáveres de bebés recién nacidos en los vertederos de la ciudad. Fue a partir de entonces que el país entero se dio cuenta que necesitaba tomar otra postura en relación a los bebés abandonados, que no eran pocos.

indian safe baby box abandonar bebes (2)

George W. Bush, gobernador de Texas en ese entonces, aprobó una ley que permitía a padres y madres abandonar a sus hijos de hasta un mes de edad en hospitales y estancias de maternidad. La lógica era muy sencilla: como de todas formas los iban a abandonar, lo mejor sería que lo hicieran con seguridad.

Y funcionó. El país entero empezó a adoptar leyes y acciones para proteger, en la medida de lo posible, a los recién nacidos que eran abandonados.

La más reciente de estas medidas tiene lugar en Indiana, en el centro-oeste de los Estados Unidos. Allí, la ley establece que cualquier menor de 45 días de edad puede ser anónimamente abandonado en cualquier edificio de bomberos, hospitales y estaciones de policía. A pesar de esto algunas personas terminan abandonado a sus hijos en cualquier rincón, sin preocuparse mucho por aspectos como el frío y la seguridad del pequeño – probablemente no pueden soportar la vergüenza de tener que encarar a alguien a la hora de abandonar a un hijo.

Por eso, el gobierno presentó una nueva opción: cajas térmicas esparcidas por diversos puntos en las ciudades. Cualquier persona puede dejar a un bebé en una de estas cajas e irse. Apenas una de estas puertas es cerrada, los hospitales más próximos reciben una alerta de que un recién nacido ha sido abandonado en el lugar. Y pronto, en un máximo de cinco minutos, aparece alguien para hacerse cargo del bebé.

indian safe baby box abandonar bebes (1)

Por supuesto, es una decisión que genera un montón de polémica. Algunos argumentan que este tipo de leyes estimulan el abandono de infantes, como si una caja en la calle repentinamente hiciera que una madre perdiera el interés por su hijo al punto de abandonarlo allí. Para el pediatra John Richardson, autor de una de las primeras leyes de apoyo a los bebés abandonados, la situación sobre estas cajas es muy simple: “si logramos salvar al menos una vida, entonces mi trabajo habrá valido la pena”.

Share on Pinterest
Ir a la barra de herramientas